Todo lo que siento lo atrapa la imagen, la imagen termina de contar lo que siento.

 

De blanco y rojo
el mar y su casa
el pequeño recuerda su paisaje
sus ojos miran
atrapados de miedo
el hambre y la lluvia
el andén y la calle
recordando está el mar y su casa
como único sueño

 

  • El libro de la psicóloga y artista caleña, se presentará en el Congreso Nacional de Psicología, en Medellín, el viernes 1 de septiembre.
  • Las 104 páginas de textos e imágenes resumen el conocimiento y la experiencia de su autora, quien aborda en este documento el arte como herramienta terapéutica.
  • En el Congreso Florencia Buenaventura dictará el Taller ´Huellas de guerra y silencio´.

En las 104 páginas de En Blanco y rojo, huellas de guerra y silencio, la escritora caleña, Florencia Buenaventura, conjuga su profesión de psicóloga con sus pasiones, la literatura y el arte. En este libro editado por Cangrejo Editores, está reflejada su experiencia de varias décadas en terapia e intervención psicosocial. Un texto que explora el arte como elemento de transformación para trazar una nueva ruta en los niños afectados por la violencia. La segunda edición del libro será presentado en el Congreso Nacional de Psicología 2017, en Medellín.

La sicoterapeuta caleña, Florencia Buenaventura, cuenta que los textos y las imágenes de esta publicación, hace parte de varios trabajos de intervención psicosocial llevada a cabo entre el 2005 y 2008 en la ciudad de Cali. Está selección fue tomada de la intervención dirigida a niños en situación de vulnerabilidad social y desplazamiento, provenientes de diferentes zonas del conflicto en Colombia. “...A cada uno se le entregó una cartulina negra y dos pinceles, en el centro del círculo había recipientes con pintura blanca y roja, entonces se les dijo que pintaran lo que recordaban de su pueblo y que lo hicieran así: “en color rojo lo triste que recuerdan y en blanco lo alegre”.

Las 104 páginas de textos e imágenes resumen el conocimiento y la experiencia de su autora, quién aborda en este documento el arte como herramienta terapéutica. Estos diálogos gráficos que contienen parte de las realidades vividas por esos niños, constituyen una creación de nuevos escenarios que pueden ayudar a rediseñar el drama de la violencia. Para estos niños, esta puesta en escena “reencuadra” emociones y recuerdos que se complementan con los acontecimientos vividos, permitiendo que sus problemas y realidades quedan enmarcados entonces, en otras narrativas que darán paso a una posible transformación a sus huellas de dolor.

Agrega la autora que: “estas circunstancias de la instrucción hicieron entonces que las imágenes funcionaran como símbolos artísticos, llevando al niño a evocar los objetos o emociones relacionados con las pérdidas y las alegrías representadas gráficamente en sus imágenes. En esta medida, el manejo y uso de los símbolos artísticos funcionan como elementos reparadores, en la medida en que ayuden a expresar las emociones, a adquirir el manejo de ellas, a permitir el rediseño de algunas experiencias traumáticas y a poner en escena una nueva narrativa del dolor más optimista y conciliadora con la realidad”.

Voces de académicos sobre la obra
´En blanco y rojo´ constituye un esfuerzo narrativo que traduce e integra la experiencia de afectación violenta al tiempo que reconoce otros elementos de contexto que terminan en dar sentido a la vivencia de los niños. Es una propuesta narrativa, es una forma de texto, es una construcción de la relación, es una estrategia de reparación”: reseña Nelson Molina Valencia, doctor en Psicología Social, profesor del Instituto de Psicología de la Universidad del Valle.

Rafael Manrique Solana, doctor en Psiquiatría de la Universidad de Cantabria en España, expresa: “hacer diagnósticos sobre la violencia suele ser fácil. Hacer tratamientos e intervenir eficazmente, no tanto. Y es aquí donde el libro cobra importancia. Es, a pesar del horror que describe, optimista. Propone que el arte puede servir para curar heridas, para volver a poner en marcha el mecanismo básico de creación de narraciones en los niños (…) este libro es un ejemplo de un método que aún no tiene la suficiente importancia y extensión en lo educativo y en lo terapéutico: el uso del arte (…) será a través de este acoplamiento con las personas que se puedan producir intervenciones en los modos rígidos y dolorosos de ver la realidad de las víctimas de esos procesos de violencia”.

En el marco del Congreso Nacional de Psicología en Medellín, Florencia Buenaventura está invitada a participar en dos espacios, con el Taller “Huellas de guerra y silencio, Construcciones estéticas en la configuración de procesos y reconciliación”, el miércoles 30 de agosto, a las 2 p.m. y con la presentación de su libro ´En blanco y rojo´, el viernes 1 de septiembre a las 6 p.m.

Reseña Florencia Buenaventura: Psicóloga de la Universidad del Valle, que ha trabajado cerca de 20 años como psicoterapeuta. Posee amplia formación y experiencia en educación en promoción y prevención en salud; y en el diseño e implementación de programas en Psicología de la salud y talleres e intervención terapéutica con el arte como agente terapéutico.

Entre otras Publicaciones

  • Libro En blanco y rojo. Intervención psicosocial. Primera edición 2012, segunda edición Cangrejo Editores, 2017.
  • Libro Mujeres de Macondo. Cangrejo Editores, 2015.
  • Artículo Paciente poli sintomática con intervención a través del Arte. Revista Colombia Médica 37 No. 2 Abril- junio 2006.

Exposiciones más destacadas

  • Mujeres de Macondo, Cartagena, Claustro Universidad de Cartagena, enero 2016.
  • Mujeres de Macondo, Cali Casa Proartes, octubre 2015.
  • Imágenes de guerra. Proartes, Cali, 2013.
  • IV Bienal Gráfica. Medellín, 2000.
  • Instalación urbana La Mancha Blanca, 3 km de mensajes colgados sobre alambrados con motivo del secuestro masivo de La María. Cali 1999.
  • Exposición colectiva Arte Gráfico, Galería de Arte OEI Bogotá 1993.

Gracias por la difusión de esta información.